Facetas diferentes....

Facetas diferentes....

domingo, 21 de septiembre de 2014


Si no vivimos de manera consciente, el precio inevitable es un mermado sentido de eficacia personal y de respeto hacia uno mismo. Debemos ser conscientes de todo lo que tiene que ver con nuestras acciones, valores y metas, comportamos de acuerdo con lo que vemos y conocemos.

La Consciencia que no se traduce en una acción adecuada es una traición de la consciencia, una auto-anulación de la mente. El vivir de manera consciente es vivir siendo responsable hacia la realidad. Por lo tanto vivir de manera consciente supone:

Tener la mente activa; Como soy responsable de mi vida y de mi felicidad, decido ser consciente y estar guiado por la comprensión más clara de que soy capaz. No caigo en la fantasía de que otra persona pensará o decidirá por mí.

Estar “en el momento” sin desatender a los demás; Se trata de hacer lo que estoy haciendo mientras lo estoy haciendo. Deseo estar en el momento, pero no atrapado en él.

Buscar la retro-alimentación del entorno para corregir mi camino cuando sea necesario; No podemos fijar nuestro curso una vez y permanecer ciegos después. La información nueva puede exigir un ajuste de nuestros planes e intenciones.

Perseverar a pesar de las dificultades; Si es nuestra voluntad de ser eficaces hallamos un obstáculo, podemos tomar una pausa o ensayar un enfoque nuevo, pero no desesperarnos o resignarnos a la derrota.

Ser receptivos a los conocimientos nuevos y estar dispuesto a reexaminar los antiguos; No se trata de ponerlo todo en duda, sino de mantener una actitud abierta a las experiencias y conocimientos nuevos porque, incluso cuando no equivocados, siempre son posibles aclaraciones, modificaciones y mejoras.

Intentar siempre ampliar la consciencia, es decir, comprometernos a crecer; Vivimos en una época cambiante en la que el conocimiento se duplica cada pocos años. Solo el compromiso de aprender durante toda la vida nos mantendrá adaptados al mundo.

Interesase por conocer la realidad interior de manera que no seamos unos extraños para nosotros mismos; He conocido a muchas personas que están orgullosas de su conocimiento del universo y, sin embargo, están ciegas a su universo privado.

Niegan y desmienten sus necesidades, racionalizan sus emociones, intelectualizan su conducta pasando de una relación insatisfactoria a otra o permaneciendo toda la vida en la misma sin hacer nada práctico por mejorarla.

Reflexión; No vivo de manera consciente si mi consciencia la utilizo para todo excepto para conocerme a mí mismo. Preocuparme por el origen de los valores que me guían, de forma que no esté gobernando por valores adoptados de modo irracional o aceptado críticamente por los demás.