Facetas diferentes....

Facetas diferentes....

martes, 29 de abril de 2014



Si yo pudiera olvidar dulce amada mia, aquel idilio feliz, pero tan fugaz.
Si yo pudiera gritar de mi tu recuerdo, quizas volviera a mi alma un poco de paz.
Estas en las cosas tristes y en todo lo bello.
Te siento en la brisa suave que canta.


Pablo Neruda

Isla Negra

Chile

Poema del Amor Ajeno




Puedes irte y no importa, pues te quedas conmigo,
como queda el perfume mas alla de la flor.
Tu sabes que te quiero, pero no te lo digo
...y yo se que eres mia, sin ser mio tu amor.

La vida nos acerca y la vez nos separa,
como el dia y la noche en el amanecer...
Mi corazon sediento ansia tu agua clara,
pero es un agua ajena que no debo beber.

Por eso puedes irte, porque, aunque no te sigo,
nunca te vas del todo, como una cicatriz;
y mi alma es como un surco cuando se corta el trigo,
pues al perder la espiga retiene la raiz.

Tu amor es como un rio que parece mas hondo,
inexplicablemente, cuando el agua se va.
Y yo estoy en la orilla, pero mirando el fondo,
pues tu amor y la muerte tienen un más alla.

Para un deseo asi, toda la vida es poca;
toda la vida es poca para un ensueno asi...
Pensando en ti, esta noche, yo besare otra boca;
y tu estaras con otro... pero pensando en mi!

Jose Angel Buesa


Sueña lo que desees soñar;
ve dónde desees ir;
sé lo que deseas ser, ... 
porque solamente tienes
una vida y una oportunidad
para hacer las cosas que ambicionas.
Ten la suficiente felicidad que te haga dulce,
los suficientes tropiezos que te hagan fuerte,
la suficiente tristeza que te haga humano
y la suficiente esperanza que te haga feliz.
Recuerda que la vida comienza con
una sonrisa, crece con una ilusión
y se fortalece con el anhelo de ser
cada día un poco más sensible,
más afectuoso, más amable
e íntimamente bello.

Silencio.



No digas nada, no preguntes nada. 
Cuando quieras hablar, quédate mudo: 
que un silencio sin fin sea tu escudo 
...y al mismo tiempo tu perfecta espada.

No llames si la puerta está cerrada,
no llores si el dolor es más agudo,
no cantes si el camino es menos rudo,
no interrogues sino con la mirada.

Y en la calma profunda y transparente
que poco a poco y silenciosamente
inundará tu pecho de este modo,

sentirás el latido enamorado
con que tu corazón recuperado
te irá diciendo todo, todo, todo.

Francisco Luis Bernardez.

domingo, 27 de abril de 2014

CUANDO YO ME VAYA




Cuando yo me vaya, no quiero que llores,
quédate en silencio, sin decir palabras,
y vive recuerdos, reconforta el alma.

Cuando yo me duerma, respeta mi sueño,
por algo me duermo; por algo me he ido.

Si sientes mi ausencia, no pronuncies nada,
y casi en el aire, con paso muy fino,
búscame en mi casa,
búscame en mis libros,
búscame en mis cartas,
y entre los papeles que he escrito apurado.

Ponte mis camisas, mi sweater, mi saco
y puedes usar todos mis zapatos.

Te presto mi cuarto, mi almohada, mi cama,
y cuando haga frío, ponte mis bufandas.
Te puedes comer todo el chocolate
y beberte el vino que dejé guardado.
Escucha ese tema que a mí me gustaba,
usa mi perfume y riega mis plantas.

Si tapan mi cuerpo, no me tengas lástima,
corre hacia el espacio, libera tu alma,
palpa la poesía, la música, el canto
y deja que el viento juegue con tu cara.
Besa bien la tierra, toma toda el agua
y aprende el idioma vivo de los pájaros.

Si me extrañas mucho, disimula el acto,
búscame en los niños, el café, la radio
y en el sitio ése donde me ocultaba.

No pronuncies nunca la palabra muerte.
A veces es más triste vivir olvidado
que morir mil veces y ser recordado.

Cuando yo me duerma,
no me lleves flores a una tumba amarga,
grita con la fuerza de toda tu entraña
que el mundo está vivo y sigue su marcha.

La llama encendida no se va a apagar
por el simple hecho de que no esté más.

Los hombres que “viven” no se mueren nunca,
se duermen de a ratos, de a ratos pequeños,
y el sueño infinito es sólo una excusa.

Cuando yo me vaya, extiende tu mano,
y estarás conmigo sellada en contacto,
y aunque no me veas,
y aunque no me palpes,
sabrás que por siempre estaré a tu lado.

Entonces, un día, sonriente y vibrante,
sabrás que volví para no marcharme.

CARLOS ALBERTO BOAGLIO


En una cueva, todos los sonidos externos son suavizados por la roca y la tierra,
pero esto hace que los sonidos del latir del propio corazón y la respiración sean
audibles. De la misma manera, la quietud contemplativa nos aleja del clamor
cotidiano pero nos permite oír lo sutil en nuestras propias vidas.
Al escuchar no con el oído sino con el espíritu, se puede percibir el sonido sutil.
Al entrar en ese sonido, entramos en la suprema pureza. Es por eso que tantas
religiones tradicionales rezan, cantan o salmodian como preludio al silencio.
Entienden que la repetición y la absorción del sonido los lleva a lo sagrado.
El sonido más profundo es el silencio. Esto puede parecer paradójico sólo si
consideramos el silencio como una ausencia de vida y vibración. Pero para un
meditador, el silencio es el sonido unificado con todos sus opuestos. Es tanto
sonido como ausencia de sonido, y es en esta confluencia que emerge el poder de la
meditación.

El ángel cromado



El niño-pibe
el ángel cromado de la modernidad
¿estaba en la escuela?
¿Incluido?
No se sabe… no se sabe…
Porque la puerta de la casilla
está cerrada
desde afuera,
el candado desde adentro
y la rendija-mirilla
de las doce horas y clientes;
400 pesos!! 400 pesos!!
Tan distintos
tal vez,
a los cuatrocientos golpes, palazos, olvidos,
que las instituciones reguladores del crimen
históricamente le han dado
al niño
al ángel al cromado que será boleta,
uno de tantos de esos soldaditos
a quienes el Estado, el Burócrata,
intenta normalizar con ayudas sociales

!!5000 mangos al mes!!
Sí! Cinco lucas porque los reyes son magos
y me abren la puerta de la casilla luego de 12 horas
mientras oigo de lejos el brillo de los fierros calzados
en las
cinturas de butaca y alto-carro
con cumbia y parlante estridente, alto parlante.
Los reyes magos son narco
y en sus cocinas los camellos no tienen nunca sed.
Y son re-magos.
!!Cinco lucas!!! Por mes cinco lucas.
Ahora sí que me ven.
Altas llantas, motito y la Play!!

Como ellos, los otros,
los que ahora están recontra cagados
porque somos su conciencia, la social.
Al consumismo se lo combate con más consumismo,
les gritamos y les mojamos la oreja
mientras ya no saben qué mierda enrejar, perimetrar,
monitorear, alarmar,
porque estamos adentro
somos esas 12 horas encerrados en una casilla frío-calor.
Compramos sus mismos faroles, sus llantas, sus remeritas marca…
Todas! Todas las marcas!
Originals o truchadas!
Es lo mismo, es lo mismo… la máquina no para
nosotros tampoco,
te consumimos la entraña como el miedo de clase
que sos y que ya no te sirve,
somos ese que te arruina los pantaloncitos recién comprados
en el shopping en el que te miramos
cuando nos cruzás y te hacé el gil, lancha!
No es odio lo que tenés: Es puro cagazo.

El niño-pibe
Ángel de cromo
Modernidad de pactos, parásitos y dependencia,
mutual que se le está escapando al perro-poli porque
se supo, están en el tongo, siempre,
nos regulan a los reyes magos y ellos y nosotros
cocinamos a lo loco
y tenemos bunkers cerrados con candado
desde afuera
y el fierro lo cromamos para parecernos a los reyes magos
para que refuljan como las nuevas llantas que pegamos

400 por 12 horas y cinco lucas al mes
- Qué carajo me importan las matemáticas, la lengua, la pruebas…
- No sé loco, !la pizza!


La Candela, la piba,
la tan parecida a nosotros
le incendió el kiosco a los perro-polis.
Ahora ninguno es un fantasma paralelo.
Y si se ve
nos ven a todos
!Qué miedo!
“Ahora somos ricos con la multinacional de la droga”
Y Ustedes se mueren día a día
de miedo,
recontra cagados
polarizados
monitoreados
alambrados,
porque no hay territorio
adonde escapar,
tienen nuestro cromo ensartado en el culo
y en el alto rancho que se armaron.

Nosotros conocemos a todos
sus polis de cotillón,
!Viven en el barrio!

El Estado está en harapos.
Sin territorio.
Los burócratas siguen haciendo la plancha,
creen en el “doble pacto”, todavía.
Pero, !tocados! Los vimos, se vieron, nos vieron
¡!Nadie sale vivo de aquí!!

Somos todos fantasmas bien visibles,
y ni sus Comisiones Provinciales
logran que
Los reyes magos no sean lo narco,
los brillantes reyes
del parlante atronador
y la llave
con la que nos abren la puerta
a las 12 horas
para pasar de transas
a claros merodeadores del consumismo
y su fetiche
Centro Comercial.

No
No estaba en la escuela.
O sí.
El pibe-niño
Ángel caído por el peso del cromo
soldadito de barro
degollado en la tosquera
y…
¿Quién fue?
¿El perro o el narco?
Ya no importa.
Toda esta mierda se ha burocratizado.
El ángel se ríe;
no le interesan los preservativos
que el Estado reparte.


Conrado Yasenza
7 de diciembre de 2013


Un deseo



Dame un beso, lento, muy lento,
tanto como pueda suspenderse un beso,
tanto como pueda su brevedad,
que mi condición es un capricho más del ocio 
y el deseo,
yendo y viniendo
entre espesuras y distancias
porque es mi suerte desconocer el porvenir
cuando tus ojos se abren
y me muestran sólo una noche.


Conrado Yasenza.


La cárcel

Un pájaro que no vuela
cree que el árbol es el mundo.
La sangre que no irrumpe
sostiene que el miedo es una equivalencia.
La propia cárcel cree
que su resguardo es el resumen de la cárcel.
El pájaro medra en la sangre
en la ausencia de las resonancias
en el fondo falso de los apareamientos
en el esplendente vagido del otoño
en el innegable augurio de un acto
que no siempre es una frase
ni un grito conjugado
en todo caso
el diálogo lento entre el miedo
la sangre el pájaro y el mundo
únicamente deslumbrado por el misterio
de tus ojos.

Conrado Yasenza


Es la primera vez en la vida que olvido mi cumpleaños. Una amiga me dice, el martes voy a saludarte, porque? pregunto, -como porque?-, es tu cumpleaños.
Hace un tiempo que vengo en medio de un tornado y ni siquiera se como voy a terminar, azotes por aqui y por allá, han hecho que me olvide de mi misma, no solo de mi cumpleaños, síno de muchas cosas que debería hacer por mi y no las hago.
No reniego de las cosas, pero, si digo y pregunto cuanto más debo esperar?