Facetas diferentes....

Facetas diferentes....

sábado, 15 de febrero de 2014







Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Jaime Sabines






No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe... No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma. No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música. No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias. Una a la que le gusten los juegos de fútbol y de pelota y no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo. No te enamores de una mujer intensa, lúdica y lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, JAMAS se regresa".

Martha Rivera-Garrido (poeta dominicana)

jueves, 13 de febrero de 2014



Amate mucho

Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás. Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí. Ninguna relación te dará la paz que tu mismo no crees en tu interior.
Ninguna relación te brindará felicidad que tu mismo no construyas. 
Solo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle bien convencido:
No te necesito para ser feliz.

Solo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.
Solo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unen para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra. Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable.

Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía narcisista que solo trae frustraciones. Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle al otro:
"Sin ti lo paso bien"...ese día estarás más preparado para vivir en pareja.

Muchas veces buscamos una pareja para escapar de nuestra soledad. No nos sentimos bien estando solos y nos parece que sin otro ser nuestra vida no tiene sentido.
Para sentirnos valiosos e importantes, nos
abrazamos a una relación y si ésta se rompe nos sentimos morir un poco.

¿Por qué buscamos muletas?
¿Por qué creemos que sólo estando en pareja podemos lograr sentirnos felices?

Podemos empezar a trabajar con nuestro interior...
Podemos aprovechar nuestra soledad para crecer por dentro...
Podemos comenzar de pronto algo que veníamos postergando por falta de tiempo...
Podemos... Podemos darnos cuenta que somos importantes, más allá de nuestra pareja.

Sólo estando bien por dentro podemos atraer a nuestra vida personas valiosas.

Nuestra autoestima se refleja en nuestras compañías y es por eso que muchas veces nos preguntamos por qué estamos al lado de esa persona...
Por qué nos gobierna, nos maneja y hace con nosotros lo que quiere...

Es importante aprender a querernos, a mimarnos, y por sobre todo tratar de agregar, cada día, una pizca más de amor por nosotros mismos.
Esto no es egoísmo... 
Egoísmo es pretender que el otro cambie...
Para yo poder sentirme bien.
Sin esfuerzo de mi parte...

Para poder amar a otra persona PRIMERO tenemos que aprender a amarnos.
La persona más importante en el mundo, y a la única que sí puedo cambiar, es a mí mismo.

No empezamos a amar cuando encontramos una persona perfecta, sino cuando aprendemos a amar perfectamente a una persona imperfecta...

Como venimos siendo todos, ¿no?
Y está el asunto de ponerse en los zapatos del otro...
Aquél sueño de príncipe o princesa azul, que yo quiero...
¿Como qué estaría haciendo conmigo...?
¿Has oído hablar de la actitud del embudo: 
ancho para mí, estrecho para el otro...?

Si quieres cambiar a alguien , NO LO AMAS.
Si lo aceptas tal cual es, SÍ.


Luna Llena de Febrero_________Luna Diamantina.

A veces el torrente abismal de la vida irrumpe entre las aparentes formas seguras y gastadas de nuestra existencia para ensanchar nuestro territorio y llevarnos hacia ese núcleo ígneo, pulsante y creativo del corazón.

Deja salir el fuego y crea...

En esta luna el corazón se viste con finos hilos de diamante para ocupar su lugar en el Circulo de la Vida e irradiar su Potencia.

Feliz luna llena de febrero.


El Alma es nuestra esencia, nuestra energía.

Es nosotros.

Albergada en nuestro cuerpo durante el tiempo que pasamos en la Tierra, es capaz de entrar y salir de él a su antojo.
El Alma, nuestro Ser espiritual, tiene características, emociones, la capacidad de aprender y crecer, el potencial para eclosionar, madurar y florecer si la nutrimos.
Encarna todo lo que somos, todo lo que hemos sido y todo lo que potencialmente seremos.

El Alma es nuestro tesoro mas preciado, ya que nacida de la fuente divina nos mantiene en infinita comunión con Ella, más allá de la humanidad y más allá de las leyes terrestres, por eso, nos resulta tan difícil comprender nuestro Ser.

Hay que abrir el corazón, despertar las conciencia y quitarnos el velo de los ojos para poder Ser quienes somos.
Ser es la acción, es la misión que las Almas hemos escogido en la Tierra.


OBJETOS PERDIDOS
Por veredas de sueño y habitaciones sordas
tus rendidos veranos me aceleran con sus cantos
Una cifra vigilante y sigilosa
va por los arrabales llamándome y llamándome
pero qué falta, dime, en la tarjeta diminuta
donde están tu nombre, tu calle y tu desvelo
si la cifra se mezcla con las letras del sueño,
si solamente estás donde ya no te busco.
Julio Cortázar

Mendoza, Argentina 1944


Cuando la soledad se hace intolerable, el sujeto busca una sonrisa, un gesto, algo que lo haga sentir que realmente existe... 
----

Estado de sitio - Elena Poniatowska 

Camino por las grandes avenidas, las anchas superficies negras, las banquetas en las que caben todos y nadie me ve, nadie voltea, nadie me mira, ni uno solo de ellos. Ninguno da la menor señal de reconocimiento. Insisto. Ámenme. Ayúdenme. Sí, todos. Ustedes. 

Los veo. Trato de imantarlos; nada los retiene, su mirada resbala encima de mí, me borra, soy invisible. Sus ojos evitan detenerse en algo, en cualquier cosa, y yo los miro a todos tan intensamente, los estampo en mi alma, en mi frente; sus rostros me horadan, me acompañan; los pienso, los recreo, los acaricio. Nosotras las mujeres atesoramos los rostros; de hecho, en un momento dado, la vida se convierte en un solo rostro al que podemos tocar con los labios. 

Ámenme, véanme, aquí estoy. Alerto todas las fuerzas de la vida; quiero traspasar los vidrios de la ventanilla, decir: “Señor, señora, soy yo”, pero nadie, nadie vuelve la cabeza, soy tan lisa como esta pared de enfrente. Debería gritarles: “Su sociedad sin mí sería incompleta, nadie camina como yo, nadie tiene mi risa, mi manera de fruncir la nariz al sonreír, jamás verán a una mujer acodarse en la mesa como lo hago, nadie esconde su rostro dentro de su hombro…señores, señoras, niños, perros, gatos, pobladores del mundo entero, créanme, es la verdad, les hago falta.

Me gustaría pensar que me oyen pero sé que no es cierto. Nadie me espera. Sin embargo, todos los días tercamente emprendo el camino, salgo a las anchas avenidas, a ese gran desierto íntimo tan parecido al que tengo adentro. Necesito tocarlo, ver con los ojos lo que he perdido, necesito mirar esta negra extensión de chapopote, necesito ver mi muerte.

lunes, 10 de febrero de 2014


Emergiendo del nuevo tiempo la fuerza del Padre sol nos sorprende
nos levanta, nos abraza y nos llena de luz y Bendiciones...
Aqui estoy, Aqui estoy, Aqui estoy...
Namastè 


domingo, 9 de febrero de 2014



R e n a c e r

Hay un momento en nuestra vida, por regla general al llegar a la mediana edad, en que una mujer tiene que tomar una decisión, posiblemente la decisión psíquica más importante de su vida futura, y es la de sentirse amargada o no. Las mujeres suelen llegar a esta situación al final de las treintenas o principios de la cuarentena. Están hasta la coronilla de todo, están 'hasta el gorro', están que 'ya no pueden más'. Es posible que sus sueños de los veinte años se hayan marchitado. Puede que haya corazones rotos, matrimonios rotos, promesas rotas. Un cuerpo que ha vivido mucho tiempo acumula escombros. Es algo inevitable. Pero si una mujer regresa a la naturaleza instintiva en lugar de hundirse en la amargura, revivirá y renacerá. La mujer que regresa a la naturaleza instintiva y creativa volverá a la vida.

Clarissa P Estés