Facetas diferentes....

Facetas diferentes....

domingo, 22 de diciembre de 2013




Usa la fuerza interior con el fin de tener una mejor vida exterior y colaborar a lograr un mundo mejor.


Cuando sabes quién eres,
cuando tu misión es clara y
arde con el fuego interno
de la voluntad inquebrantable,
ningún frío puede tocar tu Corazón,
ningún diluvio puede amortiguar su afecto.

Tú sabes que estás vivo.




Debemos ser libres, no para hacer lo que nos plazca, sino libres para comprender muy profundamente nuestros propios instintos e impulsos.
La libertad no es para hacer lo que nos antoja, sino que consiste mas bien en estar libres de todo el tormento de la vida, de nuestros problemas, ansiedades, miedos, heridas psicológicas y de todo el conflicto que hemos tolerado en nosotros mismos y en el mundo.
Estar por completo libres internamente del "Yo" sin ser absorbidos por algo - ya sea un paisaje, una idea, etc..., es la esencia de la belleza.
Jiddu Krishnamurti

viernes, 13 de diciembre de 2013


Mis obras son de alguna forma una reconstrucción del pasado, por que son pinturas hechas de instantes congelados tiempo atrás como en una fotografía. En ellas el pasado se ha vuelto tangible; pero al mismo tiempo están creadas con el fin de olvidar el pasado, para derrotarlo, para revivirlo en la memoria y posibilitar su olvido...


 "Sí, soy un soñador, porque soñador es aquel que sólo encuentra su camino bajo la luz de la luna y cuyo castigo es contemplar el alba antes que el resto del mundo"
Oscar Wilde:


jueves, 12 de diciembre de 2013



Quien se anima a llevarme en alas blancas
Vagabunda de universos inexplorados
Amante furtiva de noches sin luna
Adelante corre sierva de la magia
No detengas tus sueños y utopías
Clara es la noche en que cada uno
Divaga presuroso buscando una estrella
Que devaneo fugaz y misterioso
Alentó tu danza arrebatadora y engañosa
Corre montes, praderas en el cielo
Nada habrá que te sostenga
Cuando la mano que escoge tu alma
Deje este espacio
Inerte
Sola
Angustia de un día casi noche amanecida
De que te sirven poemas y clamores
Si lo que mas amas llevas prendido al broche
De tu corazón en llamas.
De mi , Vivi.

miércoles, 4 de diciembre de 2013


UNA RELACIÓN SAGRADA

"Una Relación Sagrada es aquella donde puedes ser tu mismo sin temor a ser juzgado, porque eres Aceptado en tu Totalidad."

"El mantener una relación sagrada es una invitación a vivir en el presente y ser honestos tanto con nosotros mismos como con el otro, es sacar afuera nuestros temores y confiar ciegamente, adquiriendo consciencia de todos nuestros aspectos para que los cambios puedan darse".

"El milagro de una relación sagrada es una manera de vivir. La raíz de la palabra sagrada (holy en inglés) en realidad significa volverse completo (whole). Por lo tanto cuando hacemos algo que crea esa integridad nos involucramos en un acto sagrado".

"En la confianza y respeto mutuo se puede renacer a nuestra verdadera esencia, mostrando lo que somos en plena libertad. Sin importar nuestro pasado, porque se es consciente de que cada día es un nuevo comienzo y el otro me mira sin juzgarme, aceptándome a plenitud, permitiendo que me abra y me rinda ante su presencia".

"Atreverse con valentía a embarcarse en una relación sagrada nos lleva a conseguir la más hermosa de todas las joyas, el famoso cáliz sagrado que guarda los grandes misterios de la alquimia transformadora del alma."

"Obviamente no hay un manual de instrucciones pero si basas tu vida en este principio y cada día caminas con el estandarte del compromiso personal y la responsabilidad de Amar, te aseguro que tendrás la guía permanente de tu propia sabiduría interna".

"Puede que pocos te entiendan, es por ello que el sendero a la espiritualidad ha sido tradicionalmente solitario, pero es hermoso el poder compartirlo con tu pareja, si ambos se comprometen en una alianza sagrada".

"Poco a poco todo se empezará a transformar tanto en ti mismo como en tu entorno, consciente el transitar juntos el camino hacia la divinidad, lado a lado, a través de cielo e infierno, a través de brillantes cumbres donde todo se ve claro como cristal, y a través del oscuro valle de la muerte psicológica donde es difícil ver los propios pies uno delante del otro".

"Anda por el estrecho camino, ten la plena seguridad que la Luz de tu Amor te guiará en medio de la oscuridad. Recurre a tu sagrado corazón, a tu romance contigo mismo, con el otro y con Dios, con los pilares de tu honradez y amor por el otro ".

martes, 3 de diciembre de 2013

El árbol de mi vida



 Anónimo
 ( se lo dedico a todas las hojitas de mi árbol: amigos)


Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.

Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar, mas otras apenas vemos entre un paso y otro.

A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos. El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mama, que nos muestra lo que es la vida. Después vienen los amigos hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.

Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.

Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces es llamado un amigo enamorado. Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.

Mas también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas Vacaciones o unos días o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.

Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.

El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones. Pero lo que nos deja mas felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor, salud, suerte y prosperidad.

Hoy y siempre...Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de si y se lleva un poco de nosotros.

Habrá los que se llevaran mucho, pero no habrá de los que no nos dejaran nada.

Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que Dos almas no se encuentran por casualidad.

sábado, 30 de noviembre de 2013


FRAGMENTO DE "RAYUELA", de Julio Cortázar.

" ...con un dedo todo el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos, donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua."
No hay palabras que expresen lo que transmite una foto tomada en un momento y día especial...

De todas mis lunas, la más bonita para mi...

Para todos los que sueñan que los deseos se cumplan...

Vivi


viernes, 15 de noviembre de 2013

Cielos entre cálidos y fríos...






Ojalá coincidamos en otras vidas, ya no tan tercos, ya no tan jóvenes, ya no tan ciegos ni testarudos, ya sin razones sino pasiones, ya sin orgullo ni pretensiones. Ojalá.


lunes, 11 de noviembre de 2013



Hace poco tiempo cuando estaba en el aeropuerto escuché por casualidad a una madre e hija que se
estaban despidiendo. Cuando anunciaron la partida del vuelo ellas se abrazaron y la madre dijo:
- "Te amo y te deseo lo suficiente".
La hija respondió:
- "Madre, nuestra vida juntas ha sido más que suficiente. Tu amor es todo lo que he necesitado.
También te deseo lo suficiente". Ellas se saludaron con un beso y la hija partió.
La madre pasó muy cerca de donde yo estaba sentada y noté que ella necesitaba llorar.
Traté de no observarla para no invadir su privacidad, pero ella se dirigió hacia mí y me preguntó:
- "Alguna vez se ha despedido de alguien sabiendo que era para siempre?".
- Sí, lo he hecho - respondí. Perdón por preguntar - contesté -, pero ¿por qué esta despedida es para
siempre?
- Yo soy una mujer vieja y ella vive muy lejos de aquí. La realidad es que su próximo viaje será para mi
funeral, dijo.
- Cuando se despidió de ella escuché que le dijo "te deseo lo suficiente". ¿A qué se refiere?
Comenzó a sonreír. Eso es un deseo que hemos transmitido de generación en generación. Mis padres
solían decirlo. Ella hizo una pausa y miró hacia arriba como si tratara de recordarlo en detalle, luego
sonrió aún más.
- Cuando decimos "Te deseo lo suficiente", deseamos que la otra persona tenga una vida llena de sólo lo suficientemente bueno para vivir.
Entonces, dirigiéndose hacia mí, ella compartió lo siguiente como si lo estuviera recitando de memoria:
"Te deseo que tengas suficiente sol para mantener tu espíritu brillante",
"Te deseo suficiente lluvia para que aprecies aún más el sol" ,
"Te deseo suficiente felicidad para que tu alma esté viva"
"Te deseo suficiente dolor para que las pequeñas alegrías de la vida parezcan más grandes"
"Te deseo que tengas suficientes ganancias que satisfagan tus necesidades"
"Te deseo suficientes pérdidas para que aprecies todo lo que posees."
"Te deseo suficientes bienvenidas para que logres soportar las despedidas".
Luego ella comenzó a llorar y se alejó.
Se dice que toma un minuto encontrar a una persona especial, una hora en apreciarla, un día para amarla, pero una vida para olvidarla.
Toma el tiempo necesario para vivir. A todos mis amigos y seres queridos,

LES DESEO LO SUFICIENTE!!!



EL AMOR NOS NUBLA LA VISTA (REFLEXIÓN)

Muchas veces he escuchado a las personas hablar acerca de los defectos de su pareja, que por tanto tiempo nunca pudo ver. Y como en otras ocasiones lo he manifestado, las personas no cambian de un día para otro, ni los defectos afloran de un día para otro.

Los defectos siempre están presentes, pero el amor que sentimos en el momento, nos hace obviarlos, o sencillamente, ponemos en una balanza las virtudes y pesan más que los defectos.

Cuando empezamos a ver los defectos, que siempre estuvieron allí, puede ser el comienzo del fin del amor. Puede ser una señal que nos indica que se nos está acabando el amor.

Y es que también he traído a estas páginas con anterioridad, una definición de querer y amar que leí y que comparto plenamente: se quiere a alguien cuando nos gustan esas virtudes, pero se ama a alguien cuando nos gustan esas virtudes y aceptamos sus defectos.

Y no sólo hablamos de amor de pareja. Para cualquier madre, hasta el más convicto de los asesinos es un alma bondadosa. Para un hijo, aún la mujer más deforme y horrible, si es su madre, será por siempre hermosa.

Y eso es lo bello del amor. Nos hace que no veamos las cosas malas…

… hasta que se nos cae la venda de los ojos…


jueves, 7 de noviembre de 2013



Hay algunas personas que no pueden entrar en ese espacio sagrado del corazón porque al hacerlo sienten mucho dolor y eso les fuerza a dejarlo inmediatamente.

Aquellas personas que han tenido experiencias traumáticas negativas y que han marcado intensamente su vida son vulnerables y les cuesta muchísimo entrar en ese espacio sagrado.

Y también nos topamos con el miedo, miedo a lo desconocido. Cuando en realidad ese espacio sagrado somos nosotros mismos libres y con toda nuestra esencia.

Otra causa por la que muchas personas no pueden acceder a ese espacio, son las expectativas a “ver” y la verdad es que se puede “ver” de muchas formas, con el olfato, con el tacto etc, etc. ¡¡Dejémonos fluir!!.

Entremos en el silencio... Cuando retomas ese contacto con el corazón, vemos de lo real de las imágenes que el corazón nos desvela y empiezas a experimentarlas y, poco a poco el miedo disminuye, se disuelve y comienza todo a ser “uno” para empezar a crear.

Los antiguos, las escuelas iniciaticas, nos enseñaron que antes de cualquier ceremonia , o cualquier trabajo, debes conectar primero con tu espacio sagrado, con tu corazón.


¿A dónde van los sueños rotos?

Tal vez a las alas de un ángel, para cuando sea el momento desempolvarlos y con los remiendos devolvértelos.
Tal vez a un viejo baúl, ese que guarda lo que nunca será tuyo, lo que siempre se te negó.
Tal vez al fondo de una botella, y cruzando el océano otros los puedan hacer realidad.
Tal vez en el vuelo de una golondrina, que al regresar del otro lado del mundo en una nueva primavera también traiga una nueva ilusión.
Tal vez en una función, donde el actor interprete la historia de tu vida, con un final parecido al que siempre quisiste.
Tal vez en una canción esté el consuelo, para entender que aunque roto se puede seguir vivo.
Tal vez en la cara de un niño, desde esa pequeña altura todo se ve más grande, y aunque fugaz todo puede ser posible.
Tal vez en el próximo tren, dicen que no pasa dos veces, o quizás si, pero…¿Cómo saber para intentar llegar puntual?
Yo no sé a donde irán mis sueños rotos, tampoco a donde irán los tuyos, pero si uno de estos días llegan a mi puerta, aunque no sea un artista los llenaré de parches y los regreso al pie de tu ventana, para que cuando amanezca tengas un motivo y yo un suspiro, por haber tenido aunque por poco tiempo un sueño entre mis manos.


"Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida...que la muerte temblará al recibirnos" Charles Bukowski.



Sigue caminado aunque no haya lugar donde llegar...No intentes ver a través de la distancia. Eso no es para los Seres Humanos. Muévete en tu interior, pero no te muevas de la forma que él miedo te hace mover. Rumi.



Cuando el agua del océano es llevada al límite, tocada y encendida por el viento, comienza a formar una rizadura que transmuta en ola. Así para con nosotras las mujeres cuando nuestras aguas quietas son encendidas al habitarnos un nuevo ser.

La maternidad es un gran portal iniciático, el momento en que más agua nos habita y toda nuestra sabiduría lunar se ilumina dentro de nosotras para dejarnos escuchar el doble latido de la vida, el tambor de creación que llevamos -idealmente- durante nueve lunas. 

La maternidad es como la punta que inicia la espiral, una vez que en consciencia nos dejamos llevar por ella podemos ser tocadas y transformadas hacia el sendero de belleza pura, en donde nos habremos de encontrar más integradas, más enteras y andando el sendero livianas, con magnificencia. 

Las mujeres tenemos durante su vida varios momentos iniciáticos, en que somos más agua, en que somos más sagradas. Uno de ellos es la Maternidad, el más fuerte, el que más nos puede potenciar y activar nuestra divinidad.

Las trampas del tiempo.


 Sentada de cuclillas en la cama, ella lo miró largamente, le recorrió el cuerpo desnudo de la cabeza a los pies, como estudiándole las pecas y los poros, y dijo: -Lo único que te cambiaría es el domicilio. Y desde entonces vivieron juntos, fueron juntos, y se divertían peleando por el diario a la hora del desayuno, y cocinaban inventando y dormían anudados. Ahora este hombre, mutilado de ella, quisiera recordarla como era. Como era cualquiera de las que ella era, cada una con su propia gracia y poderío, porque esa mujer tenía la asombrosa costumbre de nacer con frecuencia. Pero no. La memoria se niega. La memoria no quiere devolverle nada más que ese cuerpo helado donde ella no estaba, ese cuerpo vacío de las muchas mujeres que fue.
 Eduardo Galeano 

jueves, 31 de octubre de 2013


Echart Tolle

Pregunta: ¿Qué es la Iluminación?

Echart Tolle: Un mendigo había estado sentado a la orilla de un camino durante más de 30 años. Un día pasó por allí un extraño. "¿Tienes algunas monedas?", murmuró el mendigo, estirando mecánicamente el brazo con su vieja gorra. "No tengo nada que darte", respondió el extraño. Y luego preguntó, "¿Qué es eso sobre lo que estás sentado?". "Nada", replicó el mendigo, "sólo una caja vieja. He estado sentado sobre ella desde que tengo memoria". "¿Alguna vez has mirado en su interior?", preguntó el extraño. "No", respondió el mendigo, "¿Para qué? No hay nada adentro". "Echa una ojeada", insistió el extraño. El mendigo logró entreabrir la tapa. Para su asombro, incredulidad y euforia, descubrió que la caja estaba llena de oro.
Yo soy ese extraño que no tiene nada para darte y que te dice que mires en tu interior. No dentro de alguna caja -como en la parábola- sino en un lugar aún más cercano: dentro de ti mismo.

"Pero no soy un mendigo", te puedo oír decir.

Aquellos que no han descubierto su verdadera riqueza -la brillante joya del Ser y la profunda e inalterable paz que se encuentra en ese lugar-, son mendigos, aún cuando tengan gran riqueza material. Buscan externamente desechos de placer o plenitud -para la validación, la seguridad o el amor-, mientras en su interior tienen un tesoro que no sólo incluye todas esas cosas, sino que es infinitamente más grande que cualquier cosa que el mundo pueda ofrecer.

La palabra "iluminación" evoca la idea de algún logro sobrehumano, y al ego le gusta verlo así; sin embargo, se trata simplemente de tu estado natural sentido de unión con el Ser. Es un estado de conexión con algo inconmensurable e indestructible, algo que, casi paradójicamente, eres tú en esencia y que, sin embargo, es mucho más grande que tú. Es el encuentro de tu verdadera naturaleza, más allá de nombres y formas. La incapacidad de encontrar esta conexión da origen a la ilusión de separación de ti mismo y del mundo que te rodea. Te percibes entonces a ti mismo, consciente o inconscientemente, como un fragmento aislado. Surge el temor, y el conflicto -interno y externo- se vuelve habitual.

Me gusta la sencilla manera en que el Buda define el estado de iluminación: "el fin del sufrimiento". ¿Hay acaso algo sobrehumano en esto? Por supuesto, como definición es incompleta. Sólo te dice lo que la iluminación no es: no es sufrimiento. Pero, ¿qué es lo que queda cuando ya no hay sufrimiento? El Buda guarda silencio al respecto, y su silencio implica que tendrás que descubrir eso por ti mismo. Utiliza una definición negativa, de modo que la mente no pueda transformarlo en algo en qué creer o en algún logro sobrehumano, en una meta que te sea imposible alcanzar. A pesar de esta precaución, la mayoría de los budistas sigue creyendo que la iluminación es para el Buda -no para ellos- al menos por esta vida.

Pregunta: Utilizaste la palabra "Ser". ¿Puedes explicar a qué te refieres con eso?

Eckhart Tolle: El Ser es la Vida Única eterna y omnipresente que se encuentra más allá de las innumerables formas de vida que se hallan sujetas al nacimiento y a la muerte. Sin embargo, el Ser no sólo se halla más allá sino en la profundidad de cada forma, como su esencia más interna, invisible e indestructible. Esto significa que eso está a tu alcance ahora, como tu naturaleza más verdadera, tu yo más profundo. Pero no intentes comprenderla con la mente. No trates de comprenderla. Sólo puedes conocerla cuando la mente está quieta. Cuando estás presente, cuando tu atención se halla en forma total e intensa en el Ahora, podrás sentir al Ser, pero nunca podrá ser comprendido con la mente. Tomar nuevamente consciencia del Ser y vivir en ese estado de "consciencia sentida" es la iluminación.

Pregunta: Cuando dices Ser, ¿estás hablando de Dios? Y si lo estás, ¿por qué no usas esa palabra?

Eckhart Tolle: La palabra "Dios" ha perdido completamente su significado, a través de miles de años de mal uso. La utilizo a veces, muy escasamente. Por "mal uso", me refiero a que personas que nunca han tenido siquiera un atisbo del ámbito de lo sagrado, de la infinita inmensidad existente detrás de esa palabra, la utilizan con gran convicción, como si supieran de lo que hablan. O bien, argumentan en su contra, como si supieran qué es lo que están negando. Este mal uso origina creencias, afirmaciones e ilusiones egóticas absurdas, como "Mi Dios o nuestro Dios es el único dios verdadero, y el tuyo es falso", o la famosa frase de Nietzche: "Dios ha muerto".

La palabra Dios se ha transformado en un concepto cerrado. Apenas la palabra es pronunciada, se forma una imagen mental -quizás ya no de un anciano de barba blanca-, pero sigue siendo una representació n mental de alguien o algo fuera de ti; y, sí, casi inevitablemente un algo o alguien masculino.

Ni "Dios" ni el "Ser" ni ninguna otra palabra pueden definir o explicar la inefable realidad que se halla detrás de la palabra, de modo que la única pregunta importante es si la palabra es una ayuda o un obstáculo en cuanto a permitirte experimentar Aquello a lo cual apunta. ¿Apunta acaso más allá de sí misma, hacia esa realidad trascendente, o se presta muy fácilmente a transformarse en nada más que una idea, una creencia en tu cabeza, un ídolo mental?

La palabra "Ser" no explica nada, pero tampoco la palabra "Dios". "Ser", sin embargo, tiene la ventaja de ser un concepto abierto: no reduce el infinito invisible a una entidad finita. Es imposible formarse una imagen mental de él. Nadie puede adjudicarse la posesión exclusiva del Ser. Es tu esencia misma, y te es accesible de inmediato como la sensación de tu propia presencia, la sensación de "Yo soy" previa a "Yo soy esto o lo otro". Así que sólo hay un pequeño paso entre la palabra "Ser" y experimentar el Ser.

Pregunta: ¿Cuál es el mayor obstáculo para experimentar esta realidad?

Eckhart Tolle: La identificació n con tu mente, lo que hace que el pensamiento se vuelva compulsivo. No poder dejar de pensar es una espantosa calamidad, pero no nos damos cuenta de esto porque casi todo el mundo la sufre, así que es considerada "normal". Este ruido mental incesante te impide hallar ese dominio de quietud interna que es inseparable del Ser. Esto también crea un falso "yo" -fabricado por la mente-, que extiende una sombra de temor y sufrimiento. Examinaremos todo eso en más detalle más adelante.

El filósofo Descartes creyó haber encontrado la verdad más fundamental cuando formuló su famosa frase: "Pienso, luego existo". De hecho, expresó con eso el error más fundamental: igualar el pensar con el Ser y la identidad con el pensar. El pensador compulsivo -y casi todo el mundo lo es- vive en un estado de aparente separación, en un insanamente complejo mundo de problemas y conflictos continuos, un mundo que refleja la creciente fragmentación de la mente. La iluminación es un estado de "completitud", de "ser uno", y por tanto se está en paz. Se es uno con la vida en su aspecto manifiesto -el mundo- así como con tu yo más profundo y la vida no manifiesta -uno con el Ser-. La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del continuo conflicto interno y externo, sino también el fin de la horrible esclavitud del pensar incesante. ¡Qué increíble liberación es!

Identificarte con tu mente genera una cortina opaca de conceptos, etiquetas, imágenes, palabras, juicios y definiciones que impiden toda relación verdadera. La cortina se interpone entre tú y tú mismo, entre tú y los demás hombres y mujeres, entre tú y la naturaleza, entre tú y Dios. Es esta cortina de pensamiento la que crea la ilusión de la separación, la ilusión de que hay un tú y un "otro" enteramente separado. Olvidas entonces la realidad esencial de que, debajo del nivel de las apariencias físicas y las formas separadas, eres uno con todo lo que existe. Con "olvidas", me refiero a que ya no logras sentir esta unión como una realidad evidente por sí misma. Puedes creer que es así, pero ya no sabes si lo es o no. Una creencia puede ser tranquilizadora. Sólo es liberadora, sin embargo, a través de tu propia experiencia.

Pensar se ha vuelto una enfermedad. La enfermedad se presenta cuando las cosas se desequilibran. Por ejemplo, no hay nada malo con que las células se dividan y multipliquen en el cuerpo, pero cuando este proceso prosigue en forma independiente del organismo completo, las células proliferan y tendremos una enfermedad.

La mente es un instrumento soberbio si la usamos correctamente. Si se le usa en forma incorrecta, sin embargo, se vuelve muy destructiva. Para ser más preciso, no se trata tanto de que uses tu mente del modo incorrecto -en general no la usas para nada-. Ella te usa. Ésa es la enfermedad. Crees que eres tu mente. Ese es el delirio. El instrumento se ha apropiado de ti.

Pregunta: No estoy enteramente de acuerdo. Es cierto que pienso mucho sin sentido alguno -como la mayoría de las personas-, pero aún puedo utilizar mi mente para lograr cosas, y hago eso todo el tiempo.

Eckhart Tolle: Sólo porque puedes resolver un acertijo de palabras o construir una bomba atómica, no significa que puedes utilizar tu mente. Tal como a los perros les encanta morder huesos, a la mente le encanta hincarle sus dientes a los problemas. Es por eso que resuelve acertijos y construye bombas atómicas. A ti no te interesan esas cosas. Permíteme preguntarte esto: ¿puedes liberarte de tu mente cada vez que quieres? ¿Has hallado el botón que detiene todo el mecanismo?

Pregunta: ¿Te refieres a dejar de pensar? No, no puedo hacerlo, excepto quizás por unos instantes.

Eckhart Tolle: Entonces la mente te utiliza a ti. Inconscientemente, te has identificado con ella, de modo que ni siquiera te das cuenta de que eres su esclavo. 

Que todos los seres de todos los mundos seamos eternamente Libres y Felices. Que todos vivamos en Paz y en Armonía...













viernes, 18 de octubre de 2013

AMOR CURATIVO...

CUANDO ERAMOS NIÑOS y nos heríamos jugando con la Vida, nuestras madres nos daban ese "Beso Especial" con Amor en la herida, y, de repente, ya se iba el dolor...y nos curábamos en nada de tiempo!!!

Qué nos demuestra eso???

Que un niño al Creer en lo que le dice su madre y al sentir su Amor, de inmediato se calma el dolor, y crea en él la puesta en marcha de la curación.

Es una pena que cuando nos hacemos adultos, ya no creamos en ello... De mayor, uno mismo puede darse ese Amor a si mismo, o a otra persona. Hay muchas formas de dar Amor...

El Amor tiene el poder de curar, y de crear lo que queremos, pero, muy pocos lo usan de Verdad. Prefieren creer en "muletas" externas a su Ser y justificar el por qué, tonta-mente.

Es extraño...pero es así: nos complace ir a buscar afuera lo que ya tenemos dentro.

"El Amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males" 

Leonard Cohen.

Creer, es Crear...
Las trampas del tiempo. Sentada de cuclillas en la cama, ella lo miró largamente, le recorrió el cuerpo desnudo de la cabeza a los pies, como estudiándole las pecas y los poros, y dijo: -Lo único que te cambiaría es el domicilio. Y desde entonces vivieron juntos, fueron juntos, y se divertían peleando por el diario a la hora del desayuno, y cocinaban inventando y dormían anudados. Ahora este hombre, mutilado de ella, quisiera recordarla como era. Como era cualquiera de las que ella era, cada una con su propia gracia y poderío, porque esa mujer tenía la asombrosa costumbre de nacer con frecuencia. Pero no. La memoria se niega. La memoria no quiere devolverle nada más que ese cuerpo helado donde ella no estaba, ese cuerpo vacío de las muchas mujeres que fue. 

Eduardo Galeano 
SOBRE EL AMOR…
Jiddu Krishnamurti

El amor no es una cosa de la mente. Y solo cuando en verdad está quieta, que no espera nada, ni pide, ni exige, ni busca, ni posee, cuando ya no tiene celos ni temor ni ansiedad, cuando está realmente en silencio, sólo entonces es posible el amor.

La razón de que no tengamos amor es porque las cosas de la mente han llenado nuestros corazones (celos, envidias, deseos de ser alguien, ambición, éxito).

El amor sólo puede existir cuando está ausente el pensamiento del "Yo" y la libertad con respecto al "Yo" reside en el conocimiento propio y así llega la comprensión.

El amor no tiene nada que ver con la sensación, que no es un medio para realizarse. El amor existe por sí mismo, sin ningún resultado.

Para la mayor parte de la gente, el amor está vinculado con el sexo y el placer y todos los tormentos que los acompañan: celos, envidias, antagonismos.

Uno ha de terminar con todo el conocimiento acumulado cada día, heridas psicológicas, compararse con otra persona, compadecerse a sí mismo... terminar con todo eso cada día, de modo que al día siguiente tu mente este fresca y joven. Una mente así nunca puede ser lastimada, y eso es inocencia.

Uno de las cosas extrañas relacionadas con el amor es que cualquier cosa que podamos hacer, será correcta si amamos. Cuando hay amor, la acción es siempre correcta, en todas las circunstancias. Y cuando existe esa calidad del amor, hay compasión. La compasión implica pasión por todo.

lunes, 23 de septiembre de 2013

El día que pintaron las nubes...




















Un cielo azul que te a hecho abrir tus alas,

Y dejarme sola sin esperanzas,

Quizá ese mismo cielo, me regrese mañana,

Las fuerzas que se me fueron,

Detrás de tu alma.