Facetas diferentes....

Facetas diferentes....

sábado, 23 de octubre de 2010

La habitación de los abuelos.


No sé porque me detuve aquí, la habitación de los abuelos…
Me quede parada mirando la luz que pujaba  entrar por la ventana,
La misma que mi abuela debe haber abierto una y mil veces para que entrara el sol.
Había recorrido la casa, mirando, espiando, deteniéndome en cada rincón…
Tantos recuerdos como granos de arena en la playa agolparon mi mente y mi corazón.
Nací y crecí allí, entre helechos, gladiolos, rosas, limoneros  y el dulce perfume de las plantas de durazno. Solo el viejo limón se erige fuerte y aun fructífero en el patio.
Claro que los helechos también  han persistido en el tiempo, lejos unos de otro, han crecido salvajemente bajo la sombra de la soledad.
No es fácil dejar ir a nadie, tampoco la casa donde nací.
Por eso tome esta foto, como un reflejo de mi alma despidiéndose.
La casa que mi abuelo levanto con sus manos grandes y callosas, se vendió.
El paso del tiempo hizo estragos en ella y solo pude recuperar una mata bien grande de verdes helechos.
No es casual que justo tomara esta foto, ella significa y representa las personas que ame y me amaron en mi infancia, haciendo de ella la etapa de mi vida más feliz, sí, creo que es así.
En la oscuridad quedan para siempre algún recuerdo no grato de mi vida entera y la luz, es mi mañana, mi futuro, mi sueño más preciado.
Mis ganas de vivir, mis metas por cumplir, la ansiedad de los años, que de pocos se viven más intensos. Esa luz, es mi esperanza.
Vivi
23/10/2010