Facetas diferentes....

Facetas diferentes....

sábado, 23 de octubre de 2010

La habitación de los abuelos.


No sé porque me detuve aquí, la habitación de los abuelos…
Me quede parada mirando la luz que pujaba  entrar por la ventana,
La misma que mi abuela debe haber abierto una y mil veces para que entrara el sol.
Había recorrido la casa, mirando, espiando, deteniéndome en cada rincón…
Tantos recuerdos como granos de arena en la playa agolparon mi mente y mi corazón.
Nací y crecí allí, entre helechos, gladiolos, rosas, limoneros  y el dulce perfume de las plantas de durazno. Solo el viejo limón se erige fuerte y aun fructífero en el patio.
Claro que los helechos también  han persistido en el tiempo, lejos unos de otro, han crecido salvajemente bajo la sombra de la soledad.
No es fácil dejar ir a nadie, tampoco la casa donde nací.
Por eso tome esta foto, como un reflejo de mi alma despidiéndose.
La casa que mi abuelo levanto con sus manos grandes y callosas, se vendió.
El paso del tiempo hizo estragos en ella y solo pude recuperar una mata bien grande de verdes helechos.
No es casual que justo tomara esta foto, ella significa y representa las personas que ame y me amaron en mi infancia, haciendo de ella la etapa de mi vida más feliz, sí, creo que es así.
En la oscuridad quedan para siempre algún recuerdo no grato de mi vida entera y la luz, es mi mañana, mi futuro, mi sueño más preciado.
Mis ganas de vivir, mis metas por cumplir, la ansiedad de los años, que de pocos se viven más intensos. Esa luz, es mi esperanza.
Vivi
23/10/2010

jueves, 21 de octubre de 2010

Todas las pasiones son buenas mientras uno es dueño de ellas, y todas son malas cuando nos esclavizan (Jean Jacques Rousseau, 1.712-1778. Pensador y escritor francés).
Reflexión:

La pasión es un deseo vehemente que cualquier persona puede experimentar. Todos podemos sentir algún tipo de pasión en el transcurso de nuestras vidas, lo cual  no es nada negativo en sí mismo, siempre y cuando obremos con moderación, no siendo demasiados permisivos con ella y sí dueños en todo momento de la situación.  Cuando la pasión provoca un intenso y desmesurado deseo que resulta ser  más fuerte que nuestra voluntad de renunciar, entonces quedamos totalmente sometidos y esclavizados a ella,  siendo  para nosotros negativa y perjudicial.
Con amor, Vivi♥

El talento, esa aptitud natural para hacer alguna cosa, es una condición innata en el individuo. Es una característica que va implícita en el temperamento y quien la posee, se vale de ella para lograr triunfar en la vida. Pero no lo consigue sólo con talento, porque esa aptitud por sí misma no basta, sino que es necesario además el esfuerzo personal y el trabajo. En la historia de la humanidad, existen múltiples ejemplos de personajes famosos que empezando de la nada, consiguieron llegar a la cima y no lo lograron sólo por disponer de talento, sino que lo consiguieron gracias a su tesón, a su empeño, a su lucha, a su trabajo…etc. Todo ese esfuerzo personal, es el que les permitió desarrollar ese talento y convertirse en genios.

HOY TENGO GANAS DE DECIRLE GRACIAS A LA VIDA!!!

Gracias por todo lo que ella nos da en abundancia, salud, felicidad, prosperidad. Gracias por las duras lecciones que me han ayudado a conocerme mejor y mejor conocer a los otros
Gracias por los fracasos vividos, eso me enseñó la humildad, la obligación de jamás sentarme sobre mis laureles y la necesidad de comprender el fracaso de los demás y ofrecerles la ayuda que necesitan en esos momentos.
Gracias por todas esas ocasiones que se me presentaron para cultivar la paciencia, la tolerancia y la esperanza.
Gracias por los múltiples descubrimientos de la realidad y la verdad...
Gracias por las oportunidades que aproveché, las desgracias que evité, las soluciones que encontré, los talentos que desarrollé, las victorias que he obtenido, los días maravillosos que he vivido.
Gracias por los padres que conocí, los amigos que encontré, los profesores que me enseñaron, los libros que he leido, los viajes que he realizado, las comidas que me han deleitado
Gracias por los paisajes que he admirado, el sol que me ha calentado, las flores que he contemplado, el aire que he respirado.
Gracias por la conciencia cada vez más grande de que un "Ser bueno" vela por mí a pesar de mis errores, me protege a pesar de mis debilidades, me ama a pesar de mis defectos, y me dá soluciones a pesar de mis obstinaciones..
Gracias por la alegría de constatar simplemente que yo estoy "Viva"!!!

Amo las cosas que nunca tube

Yo toco un agua silenciosa,
parada en pastos friolentos,
que sin un viento tiritaba
en el huerto que era mi huerto.
La miro como la miraba;
me da un extraño pensamiento,
y juego, lenta, con esa agua
como con pez o con misterio.
Pienso en umbral donde dejé
pasos alegres que ya no llevo,
y en el umbral veo una llaga
llena de musgo y de silencio.
Me busco un verso que he perdido,
que a los siete años me dijeron.
Fue una mujer haciendo el pan
y yo su santa boca veo.
Viene un aroma roto en ráfagas;
soy muy dichosa si lo siento;
de tan delgado no es aroma,
siendo el olor de los almendros.
Me vuelve niños los sentidos;
le busco un nombre y no lo acierto,
y huelo el aire y los lugares
buscando almendros que no encuentro...
Un río suena siempre cerca.
Ha cuarenta años que lo siento.
Es canturía de mi sangre
o bien un ritmo que me dieron.
O el río Elqui de mi infancia
que me repecho y me vadeo.
Nunca lo pierdo; pecho a pecho,
como dos niños, nos tenemos.
Cuando sueño la Cordillera,
camino por desfiladeros,
y voy oyéndoles, sin tregua,
un silbo casi juramento.
Veo al remate del Pacífico
amoratado mi archipiélago
y de una isla me ha quedado
un olor acre de alción muerto...
Un dorso, un dorso grave y dulce,
remata el sueño que yo sueño.
Es el final de mi camino
y me descanso cuando llego.
Es tronco muerto o es mi padre
el vago dorso ceniciento.
Yo no pregunto, no lo turbo.
Me tiendo junto, callo y duermo.
Amo una piedra de Oaxaca
o Guatemala, a que me acerco,
roja y fija como mi cara
y cuya grieta da un aliento.
Al dormirme queda desnuda;
no sé por qué yo la volteo.
Y tal vez nunca la he tenido
y es mi sepulcro lo que veo...

Gabriela Mistral