Facetas diferentes....

Facetas diferentes....

jueves, 9 de septiembre de 2010

Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro

Pensando detenidamente en el significado de esta frase, podría representarse con el símil gráfico de un boomerang, eso es un arma arrojadiza que regresa siempre a quien lo lanza. Algo parecido ocurre con todo aquello que "lanzamos" hacia los demás, de manera que según obremos, así recibiremos. Si los pensamientos, sentimientos o acciones, son positivos, repercutirá sobre nosotros de modo favorable. En cambio si son negativos, sucederá todo lo contrario. Por lo tanto, cuando pretendemos el bien para nuestros semejantes, ya sea a través de un pensamiento, un sentimiento (deseo) o una acción, automáticamente estamos atrayendo el bien para nosotros, de ahí la importancia de estar siempre atentos a nuestra forma de pensar, sentir y obrar, porque según sean éstos, así serán las consecuencias a las que nos enfrentaremos.